Un viaje fuera de serie

Los viajeros y aficionados a las series de televisión más famosas del momento ya no tienen que hacer una extensísima investigación para visitar los lugares donde se rodaron las escenas más importantes de esos programas. Actualmente pululan en internet circuitos con mapas que indican en donde detenerse para conocer los lugares en los que grabaron partes de “Wallander”, “Juego de Tronos”, “Los Soprano” y otras de las series más exitosas. El camino lo marcó “Sex and The City” hace una década y actualmente hay incluso agencias de viajes que organizan sus tours exclusivamente en base a la televisión.  Algunos son paisajes de gran belleza, otros son recorridos por los edificios más representativos en los que ocurrió un hecho importante o recurrente en la serie, y algo se repite casi siempre: los tours terminan en un restaurante o cafetería en los que se puede probar los platos favoritos de los protagonistas.

Este artículo fue realizado para la revista galería de Búsqueda

Friends

Uno de los sitios más visitados en Manhattan es este edificio de Greenwich Village, cuya fachada representa en la serie “Friends” al edificio donde vivían Chandler, Mónica, Ross, Rachel y Phoebe.

Fantástica inspiración. En Irlanda del Norte está la fortaleza de Invernalia y las islas del Hierro, lugares donde transcurren algunas escenas de la serie de HBO “Juego de tronos”. Invernalia, la residencia de la familia Stark —una de las siete familias nobles que protagonizan la serie— fue recreada en el antiguo Castle Ward, un castillo del siglo XVII que mezcla el estilo clásico con el gótico, donde vivió una familia noble de apellido Ward. 

El castillo fue una de las locaciones principales del piloto de la serie, que se rodó en 2009. Según dijeron autoridades del National Trust for Northern Ireland a galería, las obras para reacondicionarlo se extendieron durante ocho semanas, mientras que el rodaje duró cuatro días. Desde el estreno del programa los folletos explicativos para turistas cambiaron, y hoy son un mapa del castillo y sus alrededores, con el punto de cada escena importante marcado. 

Otras escenas de la serie se rodaron en los bosques del Tollymore Forest Park y la propia ciudad de Belfast, capital del país, donde se recreó la zona que en el programa se conoce como “más allá del muro”. Entretanto, las localizaciones de la Guardia de la Noche —el grupo de soldados que jura de por vida defender el muro que protege a Invernalia— están en Islandia. El glaciar Svinafellsjokull, situado en el Parque Nacional de Skaftafell, aparece en uno de los capítulos. Escocia también puso lo suyo: el Castillo Doune, que aparece en una escena clave de la serie, y ahora está abierto al público con visitas guiadas.

 

Castle Ward, un castillo del siglo XVII ubicado en Irlanda del Norte, es el escenario elegido por la producción de “Juego de tronos” para recrear Invernalia, la residencia de una de las familias nobles que protagoniza la serie.

En Marruecos, la ciudad de Essaouira, situada sobre el océano Atlántico, fue elegida por sus casitas blancas, barcos azules y callecitas de bazares para representar a Astapor, otra de las ciudades de este mundo mágico. Pero para que el tour televisivo de “Juego de tronos” sea completo hay que ir más lejos, pues en la mediterránea Croacia se recreó el Desembarco del Rey, la ciudad capital de los siete reinos. La locación es la ciudad de Dubrovnik y el escenario es un poco tramposo, pues para recrear el castillo de los Lannister —otra de las siete familias reinantes— se mezclaron con efectos digitales tres antiguas fortalezas: Minceta, Bokar y Lovrijenac. Varias empresas, como Viator (www.viator.com), ofrecen tours con este recorrido. 

Croacia es el escenario de “Desembarco del Rey”, una de las ciudades que aparecen en “Game of Thrones”

Este circuito incluye la calle Marigatan, donde vive el detective, su café favorito el “Fridolfs konditori” y el puente por el que se cruza de Dinamarca a Suecia que en la serie fue un centro de tráfico de drogas.  Sherlock a la sueca. El detective Kurt Wallander era popular hace 22 años, cuando el escritor sueco Henning Mankell publicó “Asesinos sin rostro”, el primer libro que protagoniza. Pero lo es mucho más desde que en 2008 la BBC estrenó una serie sobre él, con el actor Kenneth Branagh en la piel del investigador, quien resuelve sus misterios desde la pequeña localidad de Ystad, en el sur de Suecia. Precisamente allí se puede jugar a ser Wallander por un día, recorriendo los lugares más icónicos de esta serie, ya sea contratando uno de los tantos tours que ofrece la ciudad, como por cuenta propia: incluso hay una páginas web (www.wallander.ystad.se/en) y una aplicación de celular con un mapa que muestra los puntos exactos que Wallander frecuentaba. 

Lˆderup, el pueblo en el que vive su padre, y Mossbystrand, la playa a la que llevaba a su hija Linda cuando era chica, también forman parte de esta atípica forma de conocer el sur de Suecia. 

Capital de las series. Pero la ciudad más televisada del mundo es, sin duda, Nueva York, por lo que no es casualidad que haya sido la primera en organizar tours guiados en torno a sus series más exitosas. Probablemente el primer circuito en base a un programa de TV en volverse masivamente demandado fue el de “Sex and the City”, que recorre el Upper East Side y el East Village tras los pasos de Carrie, Miranda, Charlotte y Samantha. 

El plan tiene 39 paradas a lo largo y ancho de Manhattan, incluyendo el número 66 de la calle Perry, donde Carrie Bradshaw y Mr. Big solían despedirse al fin de cada una de sus citas. También la pastelería Magnolia Bakery, donde las protagonistas compraban estos cupcakes que volvieron famosos, y atenuaban el deseo sexual de la insaciable Miranda. 

Existe un tour completo en torno a la serie Sex and the City tiene 39 paradas, entre ellas en la confitería Magnolia Bakery, dado que las protagonistas grandes consumidoras de sus cupcakes.

Como buenos italianos, la familia Soprano tenía pizzerías, en las que también se cocinaban las tramas de la mafia junto con sus espaguetis y canelones. Como contracara a este paseo sofisticado y divertido, el turista tiene una opción más truculenta: un paseo por las locaciones donde se rodaron las escenas de los crímenes de “Los Soprano”. Muchas están cruzando el río Hudson, en Nueva Jersey, como la carnicería Centanni’s Meat Market y el popular club de striptease del que Silvio Dante era propietario: Bada Bing!, que es en realidad un club nocturno en la Ruta 17. 

Los tours, como el de On Location Tours (www.onlocationtours.com), paran en lugares un poco difíciles de encontrar, como las escaleras y el dinner donde Chris fue tiroteado o incluso en el lugar exacto en el que el soplón Big Pussy se encuentra con el FBI. Durante tres horas se puede viajar no solo al interior de la serie, sino a la época en la que transcurre la historia, cuando Nueva York estaba inundada por las mafias italianas. 

“Abrimos en 1999. Georgette Blau, el presidente y dueño de la compañía, se inspiró cuando descubrió que en su edificio vivían George and Louise Jefferson, de la serie ‘The Jeffersons’, dijo a galería Alan Locher, director de marketing de la compañía. Catorce años después, la empresa tiene siete tours en Nueva York y dos en Boston. Según Locher, los más populares son el de “Sex and The City”, que se puede tomar todos los días a las 11 y a las 15 hs, el de “Gossip Girl”, que va tres veces por semana, y el New York TV & Movie Sites tour, que sale todos los días a las 11 de la mañana y pasa por el edificio de “Friends”, la tienda de sopa de “Seinfield” y las callecitas donde el elenco de “Glee” rodó “I Love New York”. Esta compañía también ofrece un tour por los sitios que aparecen en TMZ y otro con locaciones de los clásicos del cine. 

En Nueva Jersey los seguidores de “Los Soprano” pueden ir a la hamburguesería y heladería Holsten`s, e incluso sentarse en la mesa donde se rodó el final del último capítulo de la serie.

Y el cine lo potenció. En Tailandia, por ejemplo, que tiene centenas de kilómetros de playa, diariamente los turistas se aglomeran para cruzar en bote a las islas Phi Phi, donde está Maia Beach, la locación que le sirvió a Leo DiCaprio de escenario para la película “La Playa” (2000). Y la pantalla grande fue definitivamente importante para Nueva Zelanda, que considerablemente su fama turística mundial desde el estreno en 2001 de la primera película de la trilogía “El señor de los anillos”, donde fue rodada. En el presente no hay escenario que haya aparecido en alguno de los filmes y no sea visita obligatoria de algún tour. Vivir la ficción. Aunque esto de conocer sitios con una serie como hilo conductor sea un fenómeno relativamente nuevo, la imaginación siempre tuvo su lugar en el turismo. Desde la literatura muchos viajeros transitan aún hoy las calles de Dublin con “Ulises” (1922) en mano para investigar que inspiró la más célebre de James Joyce, o recorren Estambul con alguna de las obras del Premio Nobel Orhan Pamuk que allí transcurren. Estocolmo también tiene su tour literario, desde que se publicó la trilogía “Millennium” de Stieg Larsson, pero probablemente la apuesta más ambiciosa sea la que hacen los viajeros que se proponen seguir el viaje que Julio Verne propone en “La vuelta al mundo en ochenta días” (1872).

Sin embargo la televisión lleva estos lugares remotos al living de casa y hace sentirlos más cercanos, por lo que no es raro que el viajero tenga cada vez más interés en conocerlos con sus propios ojos. Y si lo logra, será un viaje fuera de serie.

Artículo realizado para revista Galería de Búsqueda, en base a EFE y fuentes propias

Series

Viajando a través de las series televisivas – Artículo de Revista Galería

Series

Viajando a través de las series televisivas – Artículo de Revista Galería

Series

Viajando a través de las series televisivas – Artículo de Revista Galería

series

Viajando a través de las series televisivas – Artículo de Revista Galería

También te pueden interesar estos posteos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.